Con la reducción de la población estudiantil por la segregación, se incrementa la demanda de las carreras de Ingeniería y se reforman los planes de estudios para adecuarlos a los nuevos tiempos.