Le corresponde iniciar formalmente las actividades académicas en la naciente institución y se respaldo con las experiencias que había desarrollado en la atención a los programas de formación técnica que se ofrecían en la Escuela Técnica Álvaro Obregón de Monterrey, de la cual fue su Director. Estructurando la primera plantilla de maestros y técnicos que emprendieran las acciones de atención de los curso iniciales de capacitación y formación para el trabajo.